Ansprechpartner & mehr

Artikel ES

Gestión de los recursos: Separación de la basura, agua, calefacción y ventilación, electricidad

En Alemania se le concede gran importancia al orden público y a la limpieza de las calles. Si mientras está fuera de casa no dispone de ningún contenedor de basura para sus desperdicios, deberá traerlos consigo y eliminarlos una vez en casa. En Alemania la basura doméstica no se saca a la calle sino que se deposita en contenedores de basura. Cada unidad familiar dispone de una serie de cubos de basura para los distintos tipos de basura doméstica. O bien, hay contenedores de basura delante del complejo residencial. El servicio de limpieza municipal los vacía periódicamente. Puede preguntar a sus vecinos cuándo se vacían sus cubos de basura o consultar las fechas en un calendario. Encontrará el calendario y más información acerca de la eliminación de residuos en www.gfa-lueneburg.de/.

La separación de la basura también es importante. Ello se debe fundamentalmente a motivos ecológicos, ya que los residuos que se recogen separados constituyen un importante recurso y pueden volver a aprovecharse. La basura no solo se separa en las casas de viviendas y residencias, sino también en los edificios públicos, los lugares de trabajo y las escuelas. La cantidad de cubos de basura puede generar cierta confusión. Por favor, si tiene preguntas al respecto o necesita más ayuda consulte a sus vecinos o a su orientador. En la ciudad y el distrito de Luneburgo la basura se recoge en fechas concretas.

Debe ser ahorrativo con los recursos del agua y la electricidad. Al utilizar el agua y la electricidad con prudencia respetará el medioambiente y ahorrará una gran cantidad de dinero. Por ello, al salir de una habitación siempre es recomendable asegurarse de apagar la luz y bajar el termostato de la calefacción. Sin embargo, cuando la temperatura sea muy baja, las habitaciones no deben enfriarse. Por eso, si va a ausentarse de casa durante mucho tiempo, siempre debe dejar los radiadores al mínimo.

La presencia de moho es una característica frecuente de los hogares alemanes. El moho pueden provocarlo el tiempo húmedo, la falta de ventilación, un uso excesivamente escaso de la calefacción en invierno, así como ventanas que no cierren bien o tejados con goteras. Por ello, mientras se bañe, duche o cocine, debe mantener cerradas las puertas que den a las otras estancias de la vivienda. A continuación deberá abrir de par en par la ventana del baño o de la cocina durante un par de minutos para que el vapor de agua pueda salir al exterior. Calentar suficientemente todas las habitaciones también sirve para prevenirlo.

Debe secar la colada al aire libre, en la medida de lo posible. Cuando el tiempo sea húmedo y frío también puede recurrirse a lugares techados (pérgola). De ese modo evitará que los malos olores y el moho se extiendan por su vivienda. De otro modo, este provocará daños en las paredes y puede ser nocivo para la salud. Además es importante abrir las ventanas de par en par de 5 a 6 veces al día durante 5 minutos con el fin de ventilar. Eso combate mejor la humedad en la vivienda que mantener abierta una rendija de la ventana permanentemente.